DEUDORES ANONIMOS

    

BIENVENIDOS A DEUDORES ANONIMOS

Aquí encontrarás una nueva manera de vivir que ofrece recuperación del endeudamiento compulsivo y esperanza de una vida saludable, feliz y próspera. Te sugerimos que mantengas una mente abierta y que asistas por lo menos a seis reuniones de DA para saber si es para vos.Si no te gusta una reunión, probá con otra. Lo importante es que comprendas de qué manera puede ayudarte el programa de Deudores Anónimos.

GRUPOS

Belgrano

Vuelta de Obligado 2042 Martes 19,30 a 21,15

Palermo

Junca 3115 Miercoles 11 a 12,30

Palermo

Juncal3115 Jueves 11 a 12,30

Almagro

Quintino Bocayuba 144 1er piso Jueves de 19 a 21 hs

Palermo

Juncal 3115 Sábados de 18,15 a 20,15

Flores

Ramón Falcon 2453 Sábados de 16 a 18 hs

ALGUNAS SEÑALES

1.- Falta de claridad sobre las finanzas personales. Desconocer el balance de tus cuentas, el monto exacto de tus gstos mensuales, la tasa de interés de tus préstamos, los cargos bancarios o las obligaciones contractuales. 2.- Olvidar los Préstamos. Olvidarte de devolver pequeñas sumas de dinero u objetos (libros, lapiceras o Cds.) prestados por amigos u otras personas. 3.- Dificultad para ahorrar. No planificar el pago de impuestos u otros gastos no recurrentes pero predecibles. Sorprenderte cuando llegan a convertise en una deuda; tener una actitud de "vivir el hoy, no importa el mañana" 4.- Compras Compulsivas. Dificultad para dejar pasar una "buena oferta"; hacer gastos sin pensar; dejar las etiquetas en la ropa para poder devolverla; no usar las cosas compradas. 5.- Postergación de Obligaciones personales básicas. Dificultad para cumplir con operaciones financieras básicas,como pagos de servicios u obligaciones personales; y/o tener un sentido desproporcionado de logro al cumplir con esas obligaciones

NUESTRO PROGRAMA

Aquí encontraras una nueva manera de vivir que ofrece recuperación del endeudamiento compulsivo y esperanza de una vida saludable, feliz y próspera. Te sugerimos que mantengas una mente abierta y que asistas por lo menos a seis reuniones de DA para saber si es para vos. Si no te gusta una reunión, probá con otra. Lo importante es que comprendas de que manera puede ayudarte el programa de Deudores Anónimos.

ALGUNOS TESTIMONIOS DE PERSONAS EN RECUPERACION

Estaba mirando en una tienda de antigüedades hoy y me sorprendí, me di cuenta de que ya había estado muchas veces, de lo materialista que este mundo puede ser. En un momento, me sentí tan abrumado por la cantidad de “basura” que caí en la cuenta de que ya no podía ver ningún punto específico, sólo un puñado entero de algo. Además, el olor de la descomposición, o viejo, sólo lo hizo más desagradable. Mi experiencia de hoy era como un microcosmos de mi mundo, mi vida en relación con las adicciones. En un momento, si veía algo que me atraía, me lo compraba. No importaba si el artículo encajaba en mi vida, mi estilo, mi casa, simplemente, si podía comprarlo, luego pensaba como podía complementarlo con algo más. Chucherías, las cosas dulces que se ven tan atractivas en una tienda, bueno, que acababa comprando sin tener una idea clara acerca de si era realmente lo que quería, si me quedaba bien, si tenía un lugar en mi vida, y si era parte de lo que quería en mi futuro. Yo estaba dispuesto a pagar el precio de esa decisión impulsiva inmediata, sin pensar en las consecuencias o efectos a largo plazo de actuar de acuerdo con mi necesidad de satisfacción inmediata. También pensé en las cosas que vi y el montón que había por ver. Mi pensamiento era que alguien en algún momento de su vida tenía que tener estos artículos que acababan siendo revendidos. Lo más probable que ese alguien murió y lo dejó a sus herederos para sembrar el caos para manejarlo y administrarlo. Probablemente quiero hacer lo mismo… les dejo chucherías a mis herederos. Así como muchos han hecho, nacemos, vivimos y morimos. Lo que hacemos entre el nacimiento y la muerte, puede ser grandioso o no. Mi madre tiene 78 años. Durante el último año, ha dedicado mucho tiempo a la limpieza de sus pertenencias, tirando las cosas que ella dice que nunca va a usar. Mi madre siempre ha tenido la filosofía de que un individuo tiene que cuidar de sus cosas y no dejar nada sin vigilar. Es parte de su sistema de creencias nativo tradicional, que siempre ha sido así y es algo que anhelo tener como parte de mis valores. Mi madre no es materialista. Su vestuario se compone de lo que recibe de forma gratuita, o en una venta de garaje o en el barril de una misión de la iglesia. De vez en cuando, me compro ropa, pero ella prefiere decirme que no haga eso ya que el dinero lo puedo gastar en otras cosas. Mi madre vive con 663 dólares al mes, más lo que recibe de las donaciones de caridad, ella recibe una caja para el desayuno, y para la comida le regalo parte de mi reserva de hogar dos a tres veces a la semana. Ella todavía tiene un par de zapatos que le compré en 2001. Así que… Pensé en la cantidad de veces que me negué a tener paciencia, a considerar que tal vez mi dinero podría gastarlo mejor; formas que se reflejaran en los mejores deseos que tiene mi Poder Superior para mí. Estoy un poco triste y llena de pesar por tantas malas decisiones financieras que he hecho en mi vida. En mis 55 años, nunca he tenido un hogar, mi crédito siempre ha sido pobre, no he vestido bien, y tengo una casa bastante en mal estado (en alquiler). Tengo adornos, ropa que no tiene sentido, y todo un conjunto de cosas que me causa desajuste y mala percepción. Creo que he aceptado gran parte de donde estoy ahora en mi vida, en lo personal, espiritual y financiero, es el resultado de vivir con y en una adicción activa. Mi cruz que cargo en la vida, es la adicción, y en la manera como se manifiesta. Sin embargo, me acuerdo cuando, de lo que se dice en las reuniones de paso 12: “no abandones la sala antes de que ocurra el milagro.” Mi adicción me ha hecho comprometer mis valores y mis creencias a todo, para vivir en la adicción. La recuperación, se me escapa. Estar alegre, feliz y libre parece que está tan lejos. Por tanto, voy a volver a mi programa para lograr mayor comodidad. Para aquellos de ustedes que quieren tener una vida gratificante y satisfactoria, por favor trabajen este programa de recuperación. Trabajar este programa significa un compromiso a tiempo completo para mantener los números, lectura de la literatura, dar servicio, el apadrinamiento, ahijado, Grupos de Alivio de Presión GAP, Reuniones de Alivio de Presión, y simplemente trabajando este programa en su totalidad. La verdadera clave está en el beneficio espiritual, una vez que te haya llegado, todo lo demás vendrá.

Anonimo